Yum Balam, el tesoro oculto y amenazado de México

La isla de Holbox es un destino cada vez más conocido entre decenas de miles de visitantes que anhelan una escapada en el Caribe mexicano. A menos de 200 kilómetros de la Riviera Maya y Cancún, pero sin los hoteles todo incluido ni el bullicio de las discotecas, Holbox pasó de ser un pueblo de pescadores a un paraíso turístico. El secreto mejor guardado de la isla y de Yum Balam, el área natural protegida donde se encuentra, no son sus aguas color turquesa ni su arena blanca, sino una serie de ecosistemas costeros que son un arma poderosa contra el cambio climático, con la capacidad de mitigar las emisiones anuales de dióxido de carbono de más de nueve millones de personas. Pero eso puede cambiar. Más de 20 litigios promovidos por desarrolladores inmobiliarios buscan desmantelar la reserva ecológica de Yum Balam y consolidar a Holbox en la última sucursal del turismo masivo de sol y playa.Seguir leyendo.

CategoríasSin categoría