Vaya vergüenza el debate electoral femenino.

Voy a llevaros la contraria. Vaya vergüenza el debate femenino.

No, no es para estar orgullosos. Ni de lejos.

No, no es para decir que ellas son el ejemplo. Ni María Jesús Montero (PSOE), ni Ana Pastor (PP), ni Irene Montero (Podemos), ni Inés Arrimadas (Ciudadanos), ni Rocío Monasterio (Vox), -las protagonistas del último debate en campaña-amenazan a ninguna cúpula política.

CategoríasSin categoría