“Si es necesario me presentaré, pero pasará lo mismo que con Lula”

Rafael Correa (Guayaquil, 56 años) dejó de ser presidente en mayo de 2017, pero nunca ha abandonado la arena política de su país, gobernado ahora por quien fuera su vicepresidente, Lenín Moreno, a quien acusa de haber traicionado su legado y con quien está enfrentado. Las protestas que hace semanas convulsionaron el país sudamericano incentivaron esa tensión. EL Gobierno de Ecuador acusó a Correa, que vive en Bruselas y que enfrenta una treintena de procesos judiciales en su país, de estar detrás de las protestas contra Moreno. El mandatario ha estado esta semana de visita en México, donde ha coincidido con el presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, con quien se reunió y a quien considera el baluarte a partir del cual impulsar un nuevo eje progresista en América Latina. Durante la conversación con EL PAÍS el miércoles, el exmandatario asegura que no descarta recurrir a la misma fórmula de Cristina Fernández en Argentina y presentarse a las elecciones de Ecuador como vicepresidente de un candidato afín.Seguir leyendo.

CategoríasSin categoría