Nueva cuenta atrás para evitar una ruptura caótica

Confiesa Peter Wilding, el activista proeuropeo que en 2012 acuñó la palabra Brexit, que si de algo se lamenta es de no haber podido registrar el copyright del neologismo. El Reino Unido ya no está en la Unión Europea, pero el vocablo no va a caer en desgracia todavía. Podrá llenar horas de televisión y pancartas. El Brexit salvaje que los Ventisiete han querido evitar a toda costa aún puede suceder si los dos bloques no logran cerrar antes del 31 de diciembre de este año los términos de la separación en ámbitos tan sensibles como la seguridad, el libre comercio o la pesca.Seguir leyendo.

CategoríasSin categoría