Naciones Unidas condena la persecución judicial contra los defensores de derechos en Perú

Brandon Quispe, Javier Mamani y otros 17 campesinos de Apurímac, en la sierra sur de Perú, participan este martes en la primera sesión de un juicio en su contra. Desde 2018, la audiencia se ha suspendido ocho veces antes de iniciar. El caso de Quispe y Mamani, que fueron llevados ante la justicia después de protestar contra las operaciones de la mina Las Bambas hace cinco años, es uno de varios que preocupan al relator de Naciones Unidas sobre defensores de derechos humanos, Michel Forst, en Perú. «Es un patrón recurrente de uso indebido del derecho penal por parte de instituciones estatales o a solicitud de terceros, y la criminalización de la protesta social», afirma Forst.Seguir leyendo.

CategoríasSin categoría