Lula busca su sitio en la política brasileña

No dijo nada. Era innecesario. La expresión de la brasileña Nanci Ramos Menezes, de 64 años, lo decía todo. Su cara era la de una profunda decepción. Cuando oyó que el expresidente Lula da Silva, 74 años, no iba a llegar, que cancelaba su presencia en el acto donde le esperaba desde hacía dos horas, tuvo un instante de incredulidad. Pero sí, estaba confirmado. Lula dio plantón en el último minuto a unas 250 personas reunidas por el Movimiento de Afectados por las Represas, un veterano movimiento popular, en Betim (Minas Gerais) este viernes de fuertes tormentas. El político estaría en esa ciudad, a 27 kilómetros de Brumadinho, la víspera del primer aniversario del desastre industrial más grave de Brasil, que este sábado recuerda a las 270 personas devoradas por una marea de lodo en una mina.Seguir leyendo.

CategoríasSin categoría