Las sospechas de que el Boeing 737 ucranio fue derribado accidentalmente cobran impulso

El siniestro del avión ucranio que se estrelló el miércoles cerca de Teherán matando a sus 176 ocupantes va camino de convertirse en un incidente internacional de primer nivel. Fuentes de inteligencia de Washington citadas por varios medios consideran creíble que el aparato, un Boeing 737-800 de la compañía Ukraine International Airlines (UIA), fuese alcanzado accidentalmente por un cohete antiaéreo. Ucrania, que ha enviado a un equipo de expertos a la capital iraní, no descarta ninguna teoría; tampoco que la aeronave fuese derribada por un misil o que sufriera un ataque terrorista. Horas antes de que el aparato se estrellase, Irán lanzó varios misiles a dos bases en Irak donde están desplegadas tropas estadounidenses. El presidente estadounidense, Donald Trump, ha declarado este jueves que «duda» de que la causa del siniestro sea algún tipo de fallo técnico. «Alguien del otro lado podría haber cometido un error», ha dicho en la Casa Blanca. Las autoridades iraníes aseguran que teorías distintas a la de un problema mecánico «no tienen sentido».Seguir leyendo.

CategoríasSin categoría