Las batallas legales por el poder en el partido de López Obrador se recrudecen

Morena está perdido en su laberinto. El partido de Andrés Manuel López Obrador protagoniza desde hace meses una abierta y descarnada lucha por el poder. La formación hegemónica, que controla 20 de 32 legislaturas locales además del Congreso federal y gobierna siete entidades en México, ha encontrado dentro de sus filas la principal oposición. Las disputas intestinas le han impedido renovar su dirigencia desde noviembre de 2019. Un presidente interino fue elegido este domingo por los militantes del movimiento obradorista en un congreso extraordinario. El proceso, sin embargo, ha sido descalificado y le aguarda un pleito en tribunales que pretende derrumbar la decisión y alargar un conflicto entre las cuatro facciones que quieren hacerse con el control de la formación. Seguir leyendo.