La revolución de Bernie Sanders se mide cuatro años después en Iowa

El viernes, en un polideportivo de Clive, un suburbio de Des Moines, Justin Vernon, el artista detrás del exitoso grupo de pop Bon Iver, terminaba su concierto cantando por Bob Dylan que “los tiempos están cambiando”. “Hay solo unas pocas oportunidades en una vida para cambiar el curso de la historia. ¿Quién iba a saber que Iowa tendría esa oportunidad?”, dijo. No le hizo falta mencionar el nombre del candidato al que venía a apoyar, que ni siquiera estaba en la ciudad, para detonar la euforia de los dos mil congregados. El sábado, en la ciudad de Cedar Rapids, con el grupo Vampire Weekend y ya con el candidato como cabeza de cartel, acudieron tres mil personas. No se ha visto nada comparable en la campaña de las primarias del Partido Demócrata que arrancan este lunes en Iowa.Seguir leyendo.

CategoríasSin categoría