La policía venezolana vuelve a impedir el acceso de diputados opositores al Parlamento

El forcejeo entre el chavismo y la oposición por el control de la Asamblea Nacional ha entrado en una nueva escalada. Juan Guaidó, reconocido como mandatario interino por casi 60 países, había convocado a la tercera sesión del año y, como ocurrió el pasado 5 de enero cuando el líder opositor tenía que reelegirse al frente del Parlamento, la sede legislativa amaneció militarizada. En esta ocasión, civiles armados seguidores del chavismo, los llamados colectivos, han atacado e impedido el ingreso de una comitiva de diputados de la oposición. La intimidación ha obligado a trasladar la sesión a otro recinto, el anfiteatro de El Hatillo, en un suburbio de Caracas.Seguir leyendo.