La madre y la abuela de la niña de Logroño explicaban en sus cartas de suicidio que no podían más

Adriana y Olga, la madre y la abuela de la niña hallada muerta en la habitación de un hotel en Logroño, dejaron hasta siete cartas de suicidio en las que explicaban sus motivos. Dicen, cada una por razones distintas, que no podían más