La gran apuesta de López Obrador en Salud genera dudas sobre su viabilidad

La salud se ha convertido en la más reciente disputa política en México. El inicio de operaciones del Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi), la gran apuesta de la Administración de Andrés Manuel López Obrador para combatir los rezagos en la atención médica, ha desatado críticas por las dudas sobre su viabilidad técnica y por la ausencia de reglas de operación y legislación secundaria. El Insabi sustituyó al Seguro Popular, creado en el Gobierno de Vicente Fox (2000-2006) y continuado en dos sexenios siguientes para dar cobertura a 69 millones de mexicanos sin seguridad social. El Gobierno de Morena defiende que el Seguro Popular era campo fértil para la corrupción y los abusos contra la población más vulnerable, pero seis exsecretarios de Salud han censurado la puesta en marcha del Insabi, que deja en la incertidumbre a sus beneficiarios. Seis gobernadores de oposición se han negado a implementar el nuevo instituto en sus Estados.Seguir leyendo.

CategoríasSin categoría