La elección de una ministra cercana a López Obrador refuerza la influencia del presidente en la Suprema Corte

Margarita Ríos-Farjat, exfuncionaria del Gobierno de López Obrador, será la nueva ministra de la Suprema Corte de Justicia mexicana. El Senado se ha decantado por ella este jueves por una abrumadora mayoría: 94 votos a favor, de 128. Muy lejos han quedado sus rivales, Diana Álvarez Maury y Ana Laura Magaloni. La elección de Ríos-Farjat, candidata cercana al presidente mexicano, refuerza la influencia en la Suprema Corte de López Obrador, que, junto a su entorno más cercano, ha desarrollado guerra soterrada por el control del poder judicial desde que llegó al poder hace un año.Seguir leyendo.

CategoríasSin categoría