La Caminata por la paz clama contra la política de seguridad de López Obrador

Javier Sicilia ha vuelto a enfundarse el sombrero Panamá y las botas de senderismo para recorrer otra vez las carreteras de México. Nueve años después de liderar un movimiento de resistencia ciudadana contra la explosión de violencia que vivía el país en plena ofensiva contra el narco del Gobierno de Felipe Calderón, el veterano poeta y activista, de 63 años, vuelve a encarnar la oposición cívica ante una sangría que no cesa. “Somos la última bocanada de oxígeno para intentar de nuevo detener el horror y evitar que el país se hunda en una barbarie sin retorno”, dijo este jueves al inicio de la marcha, en la glorieta por la Paz de Cuernavaca, capital del Estado de Morelos.Seguir leyendo.

CategoríasSin categoría