La aniquilación continúa

El sábado 4 de mayo de 2019, poco después de que terminara la reunión que el Consejo Indígena y Popular de Guerrero Emiliano Zapata (CIPOG-EZ) llevara a cabo en Chilpancingo, Guerrero, José Lucio Bartolo y Modesto Verales Sebastián, defensores del territorio y la cultura, promotores de la organización apenas mencionada y del Consejo Nacional Indígena, abordaron el Chevrolet Cobalt 2007 que los había llevado hasta la capital de su estado. Mientras circulaban de regreso hacia sus comunidades, donde luchaban por la autonomía y hacían frente a los grupos criminales con los que se han coludido todos los poderes del Estado, fueron alcanzados por un par de camionetas. Así fue como llegaron al bulevard Eucaria Apreza: siendo perseguidos por los sicarios que, poco después, abrieron fuego y los asesinaron en Chilapa. Su delito, el que los puso ante la muerte, fue el siguiente: plantar cara a la siembra de la amapola, negocio en el que se ha obligado, por medio del terror, la violencia y el abandono del gobierno, a participar a cientos de miles de personas en el campo mexicano.Seguir leyendo.

CategoríasSin categoría