Johnson advierte a Bruselas: el Reino Unido no acatará las normas ni se someterá a los tribunales de la UE

Boris Johnson ha esperado tres días a que se asentara la idea de que el Brexit ya es una realidad, y se rebajaran celebraciones y lamentos, para explicar con claridad su estrategia para las duras negociaciones que se pondrán en marcha entre Londres y Bruselas durante los próximos 11 meses. Y no ha dejado margen para la duda. El primer ministro británico ha tomado partido por los defensores del libre comercio frente a los proteccionistas. No aceptará ningún tratado que obligue al Reino Unido a un alineamiento estricto con las normas comunitarias —en estándares de calidad, materia laboral o medioambiental— o a un sometimiento a los tribunales de la UE.Seguir leyendo.

CategoríasSin categoría