El tiroteo en una escuela de México revela una historia familiar criminal

El 10 de enero, cuando un chico de 11 años entró con dos pistolas a su colegio en Torreón, en el norte de México, y las usó para asesinar a una maestra y herir a un profesor y cinco estudiantes antes de suicidarse, el gobernador del Estado, Miguel Ángel Riquelme, sugirió que el niño había intentado recrear un videojuego violento. Una semana después, las historias que salieron a la luz tras el ataque parecen sugerir una posibilidad mucho más cercana: que el niño estuviese influenciado por una realidad violenta.Seguir leyendo.

CategoríasSin categoría