El señalamiento del coronel encargado del operativo en Culiacán genera polémica en México

Más que apagarse, las llamas del operativo Culiacán arrecian en México y amenazan con chamuscar la credibilidad del Gobierno. Tras el ejercicio de transparencia del miércoles, con datos, horas, videos e imágenes de la detención y liberación de Ovidio Guzmán, llegó el turno de las preguntas. Ante los cuestionamientos de los periodistas -¿Quién organizó el operativo para detener al hijo del Chapo en Culiacán? ¿Cuándo lo ordenó? ¿Desde cuándo lo supo el Gobierno? ¿Por qué fracasó?-, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, ordenó este jueves al secretario de la Defensa que dijera el nombre del responsable del operativo. El general Luis Cresencio Sandoval no tuvo más remedio que darlo. Ese fue el inicio de una tormenta de críticas y acusaciones que se prolongó hasta el final de la conferencia de prensa matutina del presidente. De ahí saltó a las redes y más tarde a la Cámara de Diputados, donde compareció el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo. Este viernes, cuestionado sobre el riesgo de revelar la identidad del funcionario, López Obrador ha dicho: «Somos servidores públicos y todos corremos un riesgo. Todos. Y desde luego que tenemos que actuar con precaución. No ser temerarios. Pero, el que nada debe nada teme. Va a tener la protección que tenemos todos».Seguir leyendo.