El PSOE revalida su victoria pero sin cumplir las expectativas de avance

La mayoría cautelosa en la que el PSOE basó su estrategia lo fue tanto que no compareció. Pedro Sánchez ganó este domingo las elecciones como ya hizo en abril, pero con un resultado peor al de hace seis meses y un horizonte endiablado: Vox disparado, la tensa situación en Cataluña y una economía a la baja. Los socialistas fueron la fuerza más votada, con el 28% de las papeletas (siete décimas menos que el 28-A) y 120 escaños (tres menos que entonces). La estrategia centrada en los abstencionistas y el electorado de Ciudadanos no fructificó.Seguir leyendo.

CategoríasSin categoría