El líder supremo de Irán llama a la unidad nacional ante las protestas en las calles por el derribo del avión ucranio

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, ha hecho este viernes una defensa cerrada de la Guardia Revolucionaria y sus actividades en los países vecinos. Los misiles que ese ejército lanzó contra las bases estadounidenses en Irak “muestra el poder de Dios”, ha manifestado durante el rezo del viernes, que ha dirigido por primera vez en ocho años. Su inusual sermón se produce después de las protestas por el retraso de los militares en reconocer que habían derribado un avión de pasajeros ucranio. Jamenei, que ha calificado ese incidente de “amargo”, ha evitado criticar a los uniformados y preferido acusar a los manifestantes de “no tener en cuenta el interés nacional” y “hacer el juego al enemigo”.Seguir leyendo.

CategoríasSin categoría