El intento de Bolsonaro de debilitar a su ministro de Justicia inquieta a las bases conservadoras de Brasil

El ministro brasileño de Justicia y Seguridad Pública, Sergio Moro, es la figura más popular del Gobierno de Jair Bolsonaro. Incluso califica mejor en las encuestas que el propio presidente de Brasil. Según un sondeo publicado por el Instituto Datafolha en diciembre del año pasado, el 53% de los encuestados calificaron la gestión del exjuez de Lava Jato como excelente o buena, mientras que Bolsonaro tan solo goza de la aprobación de un tercio de los encuestados. Esto ha llevado a que los analistas no se paren de preguntar si los dos políticos mantendrán su alianza o serán rivales en las próximas presidenciales en 2022. La cuestión volvió al debate público esta semana con un movimiento de Bolsonaro. El presidente brasileño anunció que estudia reabrir el Ministerio de Seguridad Pública, que funcionó brevemente durante el Gobierno de su antecesor, Michel Temer, y que actualmente es parte de la cartera de Moro. Con ello, Bolsonaro abrió la puerta a quitarle el control de la estrategia de Seguridad Pública a Moro, lo que reduciría significativamente sus facultades.Seguir leyendo.

CategoríasSin categoría