El debate del género entra en la campaña demócrata en un pulso entre Elizabeth Warren y Bernie Sanders

Uno de los momentos más comentados del último debate presidencial demócrata, antes de que arranque el proceso de primarias en Iowa, lo protagonizó la agresiva polémica entre Elizabeth Warren y Bernie Sanders sobre si una mujer puede derrotar a Donald Trump en las elecciones de noviembre. La senadora por Massachusetts confirmó públicamente este martes por la noche que su competidor más cercano en las encuestas le dijo en una reunión privada en 2018 que no creía que una mujer pudiese ganar las presidenciales de noviembre. “Yo le respondí que no estaba de acuerdo”, sostuvo Warren. Por su parte, el senador por Vermont reiteró que nunca había dicho tal cosa, dejando en evidencia que uno de los dos precandidatos del ala más radical del Partido Demócrata está faltando a la verdad sobre el asunto.Seguir leyendo.