Ciudad de México quiere dejar su adicción al plástico

En el mercado Sumesa de la colonia Roma, en el centro de la Ciudad de México, la mayoría de los usuarios llevan sus bolsas de casa este dos de enero para cargar sus compras. Eran solo algunos despistados los que no estaban al tanto de la nueva ley que prohíbe las bolsas de plástico de un solo uso. La Ley de Residuos Sólidos, propuesta en mayo y vigente desde este miércoles, es solo el primer paso para que la capital mexicana comience a dejar su adicción al plástico. Primero son las bolsas. Y desde 2021 también se prohibirán los popotes (pajillas), cubiertos, vasos y cápsulas de café y otros artículos de plástico similares. Esto será un cambio de vida para los puestos de comida y jugos que adornan prácticamente cada esquina de la ciudad. Seguir leyendo.