“Bolivia no es una colonia de México”

La crisis diplomática entre México y Bolivia se agudiza. El Gobierno mexicano afirma que su Embajada en La Paz está bajo acoso desde que decidió dar asilo político al expresidente Evo Morales, en noviembre pasado, y está dispuesto a llevar el conflicto ante la justicia internacional. Pero para sus contrapartes bolivianas la historia es diferente. «Deleznables», «ofensivas», «falaces», «indignantes». La canciller boliviana, Karen Longaric, no escatima en adjetivos para calificar las acusaciones de México. «Simplemente pedimos al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador que no se inmiscuya más en nuestros asuntos internos y que respete la soberanía boliviana, Bolivia no es una colonia de México», afirma Longaric en entrevista telefónica con EL PAÍS, previa a que se hiciera público el confuso incidente con diplomáticos españoles en la Embajada de México en La Paz. Desde su perspectiva, las autoridades mexicanas han tergiversado la realidad para debilitar la imagen del Gobierno interino de Jeanine Áñez y permitir el regreso de Morales y sus partidarios al poder.Seguir leyendo.

CategoríasSin categoría