Así hackearon el móvil del hombre más rico del mundo

El 21 de marzo de 2018, el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salmán, invitó a Jeff Bezos, dueño de Amazon y del Washington Post, a una cena en Los Angeles. El encuentro se produjo el 4 de abril y Bezos y Salman se intercambiaron los números de teléfono. Aquella misma noche Salman escribió a Bezos. No tiene nada de raro que dos de las personas más poderosas del mundo se manden mensajes. Pero el príncipe saudí tenía un supuesto interés añadido con Bezos: el Washington Post publicaba los artículos del disidente saudí más famoso, Jamal Khashoggi.Seguir leyendo.