Afganistán, la guerra más letal del mundo

Estados Unidos está empeñado en sacar a sus tropas de Afganistán. De hecho, cuando el presidente, Donald Trump, suspendió las negociaciones con los talibanes el pasado septiembre, la sorpresa no fue tanto que tomara esa decisión tras un atentado que mató a un soldado norteamericano, como descubrir que estaba a punto de escenificar el pacto en Camp David. La reanudación de los contactos en Doha apenas tres meses después refuerza esa idea. Pero el fin de la guerra más larga de EE UU no significa el fin del que la ONU considera “el conflicto más letal del planeta”. Si en lugar de comprometerse en un diálogo nacional los talibanes sienten la tentación de la victoria total, la violencia y la inestabilidad seguirán expulsando a los afganos de su país.Seguir leyendo.