Acampando en otro planeta

Ha sucedido algo que casi no sucede en la vida. Y es aún más difícil que se repita. Acampamos en una isla en la Antártida donde no hay registros de que alguien haya dormido allí antes. El Esperanza, el barco de Greenpeace donde estoy escribiendo como invitada en este momento, ha sido el primero en producir una carta de navegación en esta ruta. Hay una buena razón para ello. Low Island, este es el nombre de la isla, tiene un clima encabritado. Mucha neblina, vientos que la barren de punta a punta, tormentas frecuentes y un humor que puede cambiar en cualquier momento. Y cuando cambia, cambia. No pensé que fuera posible que, en el siglo XXI, fuéramos los primeros en acampar en alguna parte del planeta. Pero pasó: el 23 de enero de 2020.Seguir leyendo.

CategoríasSin categoría